Etiquetas

, , , , ,

BGTA - 4 48 PSICOSIS   (15)-1(1)

Konstantina Samouilidis y Alejandra Parra
Imagenes cortesía de: Diego Leandro Marín

Pero tu tienes amigos

Tienes un montón de amigos[1]

(Silencio)

Estoy triste

Siento que el futuro no tiene esperanzas y las cosas no pueden mejorar

Se siente gorda. No le gustan sus genitales. No puede estar sola. No puede estar con otros. No consigue hacer el amor. No consigue follar. Quiere morir. Quiere vivir. Quiere morir.

A las 4.48

Cuando la depresión llega

Me ahorcaré

Al ritmo de la respiración de mi amante

100, 91, 84, 81, 72, 69, 58, 44, 37, 38, 42, 21, 28, 12, 7

Léanse y ubíquense estos números en cualquier desorden posible.

El título de la obra, 4.48, se debe a la hora en la que estadísticamente (según fuentes inglesas) se comenten más suicidios pues es aproximadamente la hora en la que se acaba el efecto de los antidepresivos y demás fármacos tomados la noche anterior. Se le considera una hora de particular lucidez…¿demencia?

Alejandra Parra y Konstantina Samouilidis-colombiana y griega-se conocieron en Paris, dedicándose al teatro. Hacen parte de la “Compagnie Universel Théâtre”, dirigida por Alejandra Parra, y han trabajado sobre la última obra escrita por la inglesa Sarah Kane, “4.48 psicosis”.

Les llamó la atención el tema del suicidio; según Alejandra, “es necesario como actriz hacer una terapia”, algo que les ha permitido a ambas actrices acercarse cada vez más a la obra de Kane de la que destacan sus sensaciones orgánicas; “Si no estuviéramos cercanas a la obra no la podríamos contar, es una obra muy orgánica”, son las palabras dichas directamente por Konstantina (directamente no, en realidad, fueron traducidas desde el francés por Alejandra).

Con respecto a la hora que se llamará de “lucidez…¿demencia?”, o lo que es lo mismo, las 4.48, o lo que es lo mismo, el título de la última obra de Sarah Kane, señala la actriz colombiana que esta es una hora de particular claridad pues el sueño se pierde y allí se piensan cosas en las que uno no piensa en tiempo normal. Esta es la hora que vive eternamente el personaje (o los personajes) de la obra de Sarah Kane…por cierto, ¿Quién es Sarah Kane?

Este no es un mundo en el cual yo quiero vivir

Nacida en Essex, Inglaterra, en el año de 1971, Sarah Kane destacó por su formación teatral en Bristol y Birmingham, cultivando diversas facetas teatrales; fue actriz, directora y dramaturga[2]

-¿Has hecho algún plan?

-Tener una sobredosis, cortarme las muñecas y colgarme

¿Funcionará? Se siente de 80 años. Le dicen que se trata de una metáfora, que no es la realidad. Ella dice que no, que es un símil. Le dicen que esto no corresponde a la realidad. Ella dice que la característica definitoria de una metáfora es que es real. La incongruencia condena al infierno. ¿Quien habla? ¿Depresión por desprecio? ¿Desprecio por la depresión? ¿De quién es la culpa?

-¿A quién estás culpando?

-A mi.

Las obras de Sarah Kane son: “Sick” (1994), “Blasted” (1995), “Phaedra´s Love” (1996), el cortometraje “Skin” (1997), “Cleansed” (1998), “Crave” (1998) y su última obra escrita en el año 2000 “4.48 Psicosis”.

Escribo para los muertos

Para los no nacidos

Después de las 4.48 no volveré hablar de nuevo

Putea a sus padres. Putea a dios por hacerle amar a alguien que no existe. Putea a todos.

Querida…¿Qué le pasó a tu brazo?

-Me lo corté

¿Por qué? ¿Por qué no preguntar el por qué?… ¿Es jodidamente bueno? Poder mirar. Por favor, no tocar.

BGTA - 4 48 PSICOSIS   (27)(1)

El teatro inglés constantemente se ha redefinido. Una de sus corrientes es el teatro “In yer face”; la obra de Sarah Kane es considerada como un exponente de esta corriente que se caracteriza por involucrar particularmente al público en lo que experimentan los personajes, con el fin de no juzgarlos  o bien llevar a cabo una recepción pasiva como se podría plantear desde la concepción teatral aristotélica. Si se traslada el concepto de Catarsis al “In yer face” podría decirse que éste lo experimenta el espectador durante toda la obra, comprendiendo a los personajes, sus situaciones, casi generando empatía con ellos, con su espacio, tiempo, expresión, diálogo y situaciones.

Según la actriz Alejandra Parra se trata de “No juzgar a partir de la acción, simplemente, no juzgar”. Konstantina Samouilidis por su parte, con respecto al ejercicio actoral, indica que con su actuación busca crear “Una cuerda para atraer al publico”, algo respaldado por Alejandra: “Nosotros como imágenes no vamos, tenemos que atraer al público” Si se trata de crear empatía, de acercarse al público, Parra estima importante el hecho de que ellas como actrices crean en la situación que representan “Si yo creo tanto mi mentira, los demás terminan creyendo mi mentira. De eso está hecho el mundo”.

La muerte es mentira. La vida es mentira, al igual que el espacio, los diálogos y las situaciones. Esto último, implica por otra parte, que el valor de verdad de las cosas crezca ostensiblemente. La obra de Kane, particularmente “4.48 psicosis” si por algo se caracteriza es por la distorsión de espacios, lugares y personaje. Con respecto a este punto, indica Carolina Sánchez-Palencia Carazo, que la personaje de “4.48 psicosis” se difumina, genera un monologo en el que no obstante, intervienen varias voces, posiblemente la de un médico, la de una amiga, la de un amante, o de cualquiera, para ser más exactos. Se confunde el “yo” con el “no-yo”[3]

En consonancia con la obra y sus características, Alejandra y Konstantina han descubierto que era necesario despojar de utilería el espacio. Dos sillas hacen presencia en escena, pues señalan, necesitan un apoyo. Se trata de un ejercicio minimalista, en el que en este caso dos actrices (Alejandra Parra y Konstantina Samouilidis, colombiana y griega, conocidas en Paris) dan vida a un personaje y varios personajes al mismo tiempo. A un diálogo, y a múltiples diálogos, en un rectángulo delimitado por cintas, en un espacio que en teoría es un hospital psiquiátrico pero que a fin de cuentas, da la sensación de estar en cualquier lugar.

Sánchez-Palencia Carazo, por otro lado, destaca el hecho de que la obra no solo ha de leerse como una nota suicida. Emergen otros temas como la depresión y la misma soledad consistente en no tener alguien que escuche, comprenda o genere empatía. Con respecto a este punto hacen particular hincapié Alejandra y Konstantina. La última, afirma que “La obra va dirigida a quienes se siente solos”; la primera, que “La obra va dirigida a todo mundo”

Síntomas: No come, no duerme, no habla, no tiene deseo sexual, en desesperación, quiere morir.

Diagnóstico: Estado patológico de sufrimiento.

Sertralina, Zoplicone, Melleril, Citalopram, Lofepramina, Prozac, Torazina, Venlafaxina. Rechaza el Seroxat. 100 aspirinas, botella de Cabernet Sauvignon búlgaro de 1986. “Duerme con un perro y te levantarás llena de pulgas”. Efectos colaterales. Cree que el terapeuta es el anticristo.

Morirá. Pronto. Todo acto es un símbolo que la aplasta. Línea punteada en la garganta. Cortar aquí. Pide que no la dejen morir, que esto la manda al infierno. Irracional, irreductible, Desequilibrada, deforme, sin forma. Verdadera, justa, correcta.

BGTA - 4 48 PSICOSIS   (52)(1)

Es importante compartir historias. ¿Para ello está, por ejemplo, el teatro? Podría ser. Alejandra y Konstantina destacan que en “4.48 Psicosis” se muestran aquellas razones por las que se puede llegar al suicidio o la depresión, destacando entre ellas a la soledad.

La vida de Sarah Kane estuvo marcada por la búsqueda de estabilidad en varios hospitales. La depresión marcó su existencia. ¿Se proyecta algo Sarah Kane en su obra póstuma? Su personaje pasa por la depresión, sufre además la falta de amor.

Destaca Parra que la protagonista de “4.48 psicosis” “No se encontró a ella misma, no tiene a quién amar, no sabe cómo amarse a ella misma para poder estar, para poder vivir”. Por su parte, Sánchez-Palencia Carazo indica que ella “Culmina su diálogo remarcando su necesidad de afecto y auto-reconocimiento.”[4] Alejandra Parra, por otra parte, hace énfasis que Kane con su última obra “logró llegar a la forma en que quería escribir”.

¿Cuál es el ritmo de la demencia?

Gasear a los judíos. Matar a los kurdos. Bombardear a los árabes. Violar niños pequeños mientras imploran piedad. Todos abandonan la fiesta por ella.

La demencia crónica de la lucidez

¿Cómo juzgar correctamente? ¿Cómo comprender?

Víctima. Carnicero. Espectador.

In Yell face theatre.

Hermoso dolor

Que afirma mi existencia

Y una vida sana mañana

 100, 93, 86, 79, 72, 65, 58, 51, 44, 37, 30, 23, 16, 9, 2.

Léanse y ubíquense estos números en cualquier desorden posible.

Emborronarse

A las 4.48

Dormiré

Pero tu tienes amigos

Tienes un montón de amigos

¿Existió el amor? Me gustas…¿Preferible aún así la soledad?

100 de Lofepramina, 45 Zoplicone, 25 Temazepam, 25 Melleril. Todo lo que tiene. Engullir. Cortar. Colgar. Está hecho.

Morir por alguien que no importa. Mirar. Amar. La última derrota. ¿De qué forma nos pensamos? Mirar por la ventana.

Nieve negra

Me desvanezco

Una vez terminado el texto, Sarah Kane intentó suicidarse tomando 150 pastillas antidepresivas y 50 somníferos. Fue encontrada a tiempo y trasladada a un hospital, donde estando sola, se ahorcó en un baño con los cordones de sus zapatos. Hacía dos semanas había cumplido 28 años.

Con respecto a la experiencia actoral Konstantina Samouilidis afirma que “tienes ganas de ver todo más intensamente, de ir hasta al fondo de las cosas porque uno se da cuenta que las personas no viven con profunidad. Me regañaron en el curso de teatro porque no llegaba al fondo de mis personajes y eso me hizo reflexionar también sobre las cosas de la vida. Si quieres, esto te puede mover el piso, no es obligatorio, te hace más curioso de la vida. Te permite ver, mirar, observar, vivir el momento. Siempre queremos vivir el antes y el después” Alejandra Parra, por su parte, señala que la actuación le permite “Adquirir cierto nivel de consciencia que me hace feliz”

Por favor, abran el telón

El camino canta,
Cuando me voy.
Hago tres pasos,
El camino se silencia .

El camino es negro,
Hasta donde se pierde la vista.
Hago tres pasos,
El camino se acaba.[5]

 

 


[1] Los fragmentos en cursiva son directamente traducidos del inglés de la obra 4.48 Psicosis escrita por Sarah Kane.

[2] Brncic, Carolina. Sarah Kane y el espectáculo del dolor. Tomado de: http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0718-22952006000200002&script=sci_arttext.

[3] Sánchez-Palencia Carazo. Carolina. 4.48 psychosis: Sarah Kane´s “Bewildered Fragments” Tomado de:www.publicacions.ub.edu/revistes/bells15/…/74.pdf

[4] Sánchez-Palencia Carazo. Carolina. 4.48 psychosis: Sarah Kane´s “Bewildered Fragments” Tomado de: www.publicacions.ub.edu/revistes/bells15/…/74.pdf. P. 7.

[5] Primeros fragmentos de la canción “La marée haute” de Lhasa. http://www.youtube.com/watch?v=pfYUQJzDeOc

Anuncios